Asia

Visitas en Tokyo: Palacio imperial, Asakusá y Ginza

Pin
Send
Share
Send


Este día también nos lo tomamos con mucha calma. El cansancio del viaje cada vez pesaba más y costaba mucho levantarse pronto. Así que cuando finalmente conseguimos salir del apartamento nos fuimos a visitar los Jardines del Palacio Imperial. Para llegar allí cogimos el metros hasta la estación de Otemachi. Obviamente el Palacio Imperial no se puede visitar porque la familia real sigue viviendo allí, de hecho solo se puede ver una pequeña parte del palacio a lo lejos, porque casi todo está tapado por la vegetación. Se nota que ya estábamos cansados y que no estábamos alerta, porque cuando llegamos a los jardines vimos que estaban cerrados. El horario es de 9 a 16h los martes, miércoles, jueves, sábados y domingos. Como tampoco se podía ver nada y yo tenía la tensión por los suelos fuimos en busca de un Starnbucks por la zona de Otemachi.

Otemachi, vista desde la entrada a los jardines imperiales.

Otemachi es una de las zonas de negocios de Tokyo y está lleno de edificios de oficinas. Si sois amantes del café, os recomiendo que en Japón los bebáis en un Starbucks. Yo estoy bastante en contra de ellos porque en España un café con leche te sale por 4 euros. Pero mi amiga Mo me hizo darme cuenta que en Japón el café en el Starbucks vale igual que en cualquier cafetería, pero lo bueno es que allí te lo preparan ellos, en cambio en las demás normalmente lo hacen máquinas que tienes los programas ya hecho (tipo como las de oficina pero un poco mejores), con lo cual vale la pena. Después de tomarme el café relajadamente en uno de los sofás, nos fuimos andando hasta la Estación de Tokyo, que está a unos 15 minutos del Palacio Imperial.

La estación de Tokyo por fuera. Parece pequeña, pero solo es la punta del iceberg.

Habíamos estado durante nuestro viaje infinidad de veces dentro de la Estación de Tokyo, pero nunca la habíamos visto por fuera. La estación fue acabada en 1914 e imita a la de Ámsterdam, pero mala suerte otra vez, la estaba rehabilitando y estaba toda llena de andamios.

Templo Senso-ji de Asakusa.

Visto lo visto, nos fuimos a dar un paseo por Asakusá. En principio no teníamos planeado ir porque ya lo habíamos visto en anteriores viajes, pero siempre vale la pena darse una vuelta por el barrio. Lo más destacado es el templo Senso-ji. En la entrada del templo esta la Nakamise-dori, que es una pequeña calle llena de tiendas de souvenirs y comida tradicional que lleva hasta el pabellón principal. La verdad es que estaba abarrotado de gente porque llegamos allí sobre las 13h, si se quiere visitar con más calma es mejor ir a primera hora.

Paseando por Asakusa.Comida: Katsu-kare y Katsu setto.El edificio de Asahi, aunque se supone que es espuma de cerveza,
muchos les llaman el edificio de la caca… ¿porqué será?

Pin
Send
Share
Send